Transporte alternativo en la certificación LEED®

18 de septiembre de 2017, CDMX

CONTEXTO DE LA MOVILIDAD EN MÉXICO

Uno de los retos más importantes para las principales ciudades del mundo, es mejorar la calidad del aire y reducir las emisiones de efecto invernadero para que sus ciudadanos puedan tener una mejor calidad de vida. Para lograr esto, no basta con pedirle a los ciudadanos que reduzcan el uso excesivo e innecesario del automóvil, se les tiene que ofrecer transporte público de calidad e infraestructura adecuada para que puedan trasladarse a pie o en bicicleta hacia sus destinos. La Certificación LEED®  (Leadership in Energy and Environmental Design, por sus siglas en inglés) ofrece herramientas y estrategias que ayudan a lograrlo.

 

TRANSPORTE ALTERNATIVO Y CERTIFICACIÓN LEED

Con la creación de la Certificación LEED en 1999, la industria de la construcción a nivel internacional comenzó a implementar estrategias entorno a la sustentabilidad que les permite tener ahorros de consumo energético, de uso de agua, así como ahorros en la operación y mantenimiento de sus equipos. Actualmente, la certificación va más allá al integrar nuevas categorías a sus sistema de clasificación las cuales permiten evaluar el acceso al transporte público de calidad que se encuentra cercano a los edificios. Además, existen diferentes sistemas de clasificación dentro de LEED que evalúan desde centros de almacenaje y distribución, hasta desarrollos urbanos y ciudades completas, tal es el caso de Washington, D.C., que fue la primer ciudad del mundo en obtener la certificación LEED for Cities (LEED para Ciudades) nivel Platino el pasado 31 de Agosto.

 

En 2014, el U. S. Green Building Council lanzó LEED versión 4, en donde se incluye por primera vez la categoría de Ubicación y Transporte (Location and Transportation), la cual nace a raíz de créditos que se encontraban en la categoría de Sitios Sustentables en versiones anteriores. Según la Guía de Referencia para el Diseño y Construcción de Edificios LEED, esta nueva categoría recompensa decisiones en cuanto a la ubicación del edificio. Se busca reducir la huella urbana, fomentar el acceso al transporte público de calidad, y la conexión entre el edificio y los diferentes servicios y comercios para que las personas puedan llegar a ellos en bicicleta o a pie. Así mismo, esta categoría recompensa a aquellos edificios que promueven la reducción del uso excesivo del automóvil e incentivan el uso de autos eficientes, autos que consumen combustible alternativo y edificios que cuenten con programas para el uso de auto compartido.

 

Éstas acciones tienen un impacto positivo para la salud humana y el ambiente, ya que paralelamente se fomenta la actividad física diaria de las personas. Algunas de las principales estrategias implementadas en los edificios o desarrollos que lograron obtener la Certificación LEED son:

 

1. Ubicar la huella de desarrollo en un terreno anteriormente desarrollado, en un distrito histórico o que ya esté dentro de los planes de desarrollo local. (Evitar tierras agrícolas, terrenos inundables, zonas de hábitat para especies en extinción, o cercano a cuerpos de agua o humedales).

2. La densidad del proyecto circundante en un radio de 400 metros de los límites del proyecto debe cumplir con los parámetros ideales, o bien, que cuenten con un número mínimo de servicios o usos diversos a una distancia máxima de 800 metros.

3. Las paradas de autobús, tranvía o transporte compartido deberán estar a menos de 400 metros de las entradas funcionales del proyecto, o bien, a 800 metros de autobús rápido, ferrocarril, estaciones de tren suburbano, o terminales de ferry.

4. Tener una entrada operativa al edificio o el almacenamiento de bicicletas a menos de 180 metros a pie o transitables en bicicleta de una ciclovía que conecte con servicios o usos diversos, y paradas o terminales de transporte público.

5. No exceder los requerimientos mínimos de los códigos locales y reducir entre un 20% y 40% la capacidad de estacionamiento. Así como asignar un porcentaje mínimo de cajones preferenciales para automóviles eficientes o que utilizan combustible alternativo.

 

LEED requiere que se persiga la normativa local o los requerimientos del crédito, lo que sea mas exigente. Un ejemplo ha sido la Ciudad de México, que tras ser la ciudad con más edificios certificados LEED en Latinoamérica, presentó el pasado 11 de Julio el acuerdo para modificar el Numeral 1.2. Estacionamientos de la Norma Técnica Complementaria para el Proyecto Arquitectónico, en donde se promueve la reducción de estacionamientos en toda la ciudad.

 

EL RETO PARA LA INDUSTRIA DE LA EDIFICACIÓN

Si bien, los ciudadanos debemos tener conciencia para ayudar a reducir las emisiones de efecto invernadero, mejorar la calidad del aire y sobre todo, mejorar nuestra propia salud y calidad de vida, también es cierto que las ciudades deben de ofrecer transporte de calidad y la infraestructura adecuada para que podamos ser participes de una cultura que busca transformar la movilidad urbana que habitamos. Estamos ante uno de los retos más grandes que enfrenta nuestro planeta, y todos debemos aportar desde nuestras trincheras.

 

BIBLIOGRAFÍA

Gobierno de la Ciudad de México, 2017. Gaceta Oficial de la Ciudad de México del 11 de julio de 2017. Recuperado de: http://data.consejeria.cdmx.gob.mx/portal_old/uploads/gacetas/b1a0211fbbff641ca1907a9a3ff4bdb5.pdf

 

USGBC, 2017. LEED Certification. Recuperado de: https://www.usgbc.org/leed

 

USGBC, 2014. Guía de Referencia para el Diseño y la Construcción de Edificios v4. Washington D.C., Estados Unidos de América, Páginas 54-135.

 

USGBC, 2017. Washington, D.C. Named First LEED Platinum City on the World. 31 de Agosto de 2017. Recuperado en: https://www.usgbc.org/articles/washington-dc-named-first-leed-platinum-city-world

 

Propiedad intelectual de Revitaliza Consultores®

Mtro. Arq. Eduardo Ortiz González / LEED Green Associate

Materiales en la certificación LEED®

28 de agosto de 2017, CDMX

INTRODUCCIÓN

En la actualidad, órganos gubernamentales e iniciativa privada están desarrollando normas reguladoras con el objetivo de mitigar los problemas ambientales y mejorar la calidad de vida de las personas. Lo anterior ha sido un incentivo para los involucrados en la industria de la edificación para transformar sus procesos constructivos y utilizar materiales sustentables que ayuden a cumplir este objetivo. Hoy en día, existen certificaciones internacionales de gran reconocimiento por su exigencia y credibilidad que están siendo implementadas en la industria de la edificación como la Certificación LEED® para edificios y EPD® para productos.

 

CERTIFICACIÓN LEED®, ENFOCADA EN IMPLEMENTAR MATERIALES Y PRODUCTOS SUSTENTABLES.

Una de las características por las cuáles es reconocido el sistema de evaluación de LEED® (Leadership in Energy and Environmental Design, por sus siglas en inglés), es que cuenta con diferentes categorías para medir el nivel de sustentabilidad de los edificios. Algunas de las categorías son “Ubicación y Transporte”, “Energía y Atmósfera“, “Eficiencia en Agua”, “Calidad del Ambiente Interior”, entre otras de las cuales destaca la categoría de “Materiales y Recursos”.

 

Lo anterior debido a que se han publicado investigaciones por la ONU (Organización de las Naciones Unidas) que señala que la manera en que se producen y utilizan  los materiales genera severos daños ambientales como: el aceleramiento del calentamiento global, el agotamiento de combustibles fósiles, alteración del hábitat, el agotamiento en la capa de ozono, pero sobre todo, daños en la salud humana, y esto es considerado por la Certificación LEED®

 

Según la guía de referencia del USGBC® (U. S. Green Building Council, por sus siglas), la categoría de “Materiales y Recursos” (MR) se enfoca en “minimizar la energía incorporada y otros impactos asociados con la extracción, procesamiento, transporte, mantenimiento y eliminación de materiales de construcción”. Así mismo, LEED® busca en esta categoría que mediante los requisitos, “los materiales que sean utilizados en los edificios estén diseñados para apoyar un enfoque de ciclo de vida que mejore el rendimiento y promueva la eficiencia de los recursos”. Mediante los prerrequisitos y créditos de esta categoría, la certificación busca evaluar el costo y el impacto ambiental durante todo el ciclo de vida del cada material y producto que es utilizado en los edificios.

 

Algunas de las estrategias que se implementan en la certificación según la guía de referencia para reducir los daños ambientales son:

 

1. Reducir el desperdicio generado por los ocupantes del edificio y fomentar la separación durante la ocupación para desviar los residuos de los basureros.

2. Reducir los residuos de construcción y demolición que son enviados a vertederos mediante la recuperación, reutilización y reciclaje de materiales.

3. Fomentar la reutilización de materiales y productos adaptivos y de óptimo desempeño.

4. Fomentar el uso de productos y materiales que disponen de información sobre el ciclo de vida y sus impactos ambientales, económicos y sociales.

 

Para lo anterior, la Certificación LEED® se apoya de diferentes normas y certificaciones que incrementan la exigencia y nivel de competitividad de su sistema de evaluación, siendo el sistema EPD® (Environmental Product Declarations, por sus siglas en inglés) uno de los principales para evaluar la categoría de “Materiales y Recursos”. Esta sistema de evaluación consiste en programa internacional para declaraciones ambientales certificadas basadas en las normativas ISO 14025 y EN 15804, según la plataforma del EPD®. Así mismo, definen que una Declaración Ambiental de Producto es “una copilación de datos ambientales y cuantificados para un producto bajo las categorías y parámetros especificados en la series de normas ISO 14040”. Esta declaración transforman el mercado, “informando sobre el desempeño o alcance ambiental de productos y servicios”.

 

EL RETO PARA LA INDUSTRIA DE LA EDIFICACIÓN

La forma en que se construye está mejorando los procesos y los materiales que se utilizan, es por ello que los profesionales que están inmersos en la industria de la edificación tienen que adoptar estas prácticas que buscan mejorar el mundo en el que vivimos. Es importante señalar que tanto la Certificación LEED® y las certificaciones de productos que apoyan su sistema de evaluación como EPD®, HPD®, Cradle to Cradle®, entre otros, año con año evolucionan y se vuelven más exigentes, por lo que actualizarse es fundamental para mantenerse vigente en la industria de la edificación.

 

BIBLIOGRAFÍA

The International EPD® System, 2017. ¿Qué es una EPD®?. Recuperado en: http://www.environdec.com/es/What-is-an-EPD/

 

USGBC, 2017. Certificación LEED®. Recuperado en: https://www.usgbc.org/leed

 

USGBC, 2017. Prerrequisitos y Créditos de Materiales y Recursos. Recuperado en: https://www.usgbc.org/credits/new-construction/v4/material-%26-resources

 

Propiedad intelectual de Revitaliza Consultores®

Mtro. Arq. Eduardo Ortiz González / LEED Green Associate

Reservados todos los derechos. Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial de este website sin el permiso expreso y por escrito de Revitaliza Consultores®

info@revitalizaconsultores.com

tels +52 (55) 55540501

        +52 (55) 5998-7008

cursos@revitalizaconsultores.com

cel +521 (55) 7010 2036