Materiales en la certificación LEED®

En la actualidad, órganos gubernamentales e iniciativa privada están desarrollando normas reguladoras con el objetivo de mitigar los problemas ambientales y mejorar la calidad de vida de las personas. Lo anterior ha sido un incentivo para los involucrados en la industria de la edificación para transformar sus procesos constructivos y utilizar materiales sustentables que ayuden a cumplir este objetivo. Hoy en día, existen certificaciones internacionales de gran reconocimiento por su exigencia y credibilidad que están siendo implementadas en la industria de la edificación como la Certificación LEED® para edificios y EPD® para productos.

CERTIFICACIÓN LEED®, ENFOCADA EN IMPLEMENTAR MATERIALES Y PRODUCTOS SUSTENTABLES.

Una de las características por las cuáles es reconocido el sistema de evaluación de LEED® (Leadership in Energy and Environmental Design, por sus siglas en inglés), es que cuenta con diferentes categorías para medir el nivel de sustentabilidad de los edificios. Algunas de las categorías son “Ubicación y Transporte”, “Energía y Atmósfera“, “Eficiencia en Agua”, “Calidad del Ambiente Interior”, entre otras de las cuales destaca la categoría de “Materiales y Recursos”.

Lo anterior debido a que se han publicado investigaciones por la ONU (Organización de las Naciones Unidas) que señala que la manera en que se producen y utilizan  los materiales genera severos daños ambientales como: el aceleramiento del calentamiento global, el agotamiento de combustibles fósiles, alteración del hábitat, el agotamiento en la capa de ozono, pero sobre todo, daños en la salud humana, y esto es considerado por la Certificación LEED®.

Según la guía de referencia del USGBC® (U. S. Green Building Council, por sus siglas), la categoría de “Materiales y Recursos” (MR) se enfoca en “minimizar la energía incorporada y otros impactos asociados con la extracción, procesamiento, transporte, mantenimiento y eliminación de materiales de construcción”. Así mismo, LEED® busca en esta categoría que mediante los requisitos, “los materiales que sean utilizados en los edificios estén diseñados para apoyar un enfoque de ciclo de vida que mejore el rendimiento y promueva la eficiencia de los recursos”. Mediante los prerrequisitos y créditos de esta categoría, la certificación busca evaluar el costo y el impacto ambiental durante todo el ciclo de vida del cada material y producto que es utilizado en los edificios.

Algunas de las estrategias que se implementan en la certificación según la guía de referencia para reducir los daños ambientales son:

  1. Reducir el desperdicio generado por los ocupantes del edificio y fomentar la separación durante la ocupación para desviar los residuos de los basureros.
  2. Reducir los residuos de construcción y demolición que son enviados a vertederos mediante la recuperación, reutilización y reciclaje de materiales.
  3. Fomentar la reutilización de materiales y productos adaptivos y de óptimo desempeño.
  4. Fomentar el uso de productos y materiales que disponen de información sobre el ciclo de vida y sus impactos ambientales, económicos y sociales.

Para lo anterior, la Certificación LEED® se apoya de diferentes normas y certificaciones que incrementan la exigencia y nivel de competitividad de su sistema de evaluación, siendo el sistema EPD® (Environmental Product Declarations, por sus siglas en inglés) uno de los principales para evaluar la categoría de “Materiales y Recursos”. Esta sistema de evaluación consiste en programa internacional para declaraciones ambientales certificadas basadas en las normativas ISO 14025 y EN 15804, según la plataforma del EPD®. Así mismo, definen que una Declaración Ambiental de Producto es “una copilación de datos ambientales y cuantificados para un producto bajo las categorías y parámetros especificados en la series de normas ISO 14040”. Esta declaración transforman el mercado, “informando sobre el desempeño o alcance ambiental de productos y servicios”.

EL RETO PARA LA INDUSTRIA DE LA EDIFICACIÓN

La forma en que se construye está mejorando los procesos y los materiales que se utilizan, es por ello que los profesionales que están inmersos en la industria de la edificación tienen que adoptar estas prácticas que buscan mejorar el mundo en el que vivimos. Es importante señalar que tanto la Certificación LEED® y las certificaciones de productos que apoyan su sistema de evaluación como EPD®, HPD®, Cradle to Cradle®, entre otros, año con año evolucionan y se vuelven más exigentes, por lo que actualizarse es fundamental para mantenerse vigente en la industria de la edificación.

BIBLIOGRAFÍA

  • The International EPD® System, 2017. ¿Qué es una EPD®?. Recuperado en: http://www.environdec.com/es/What-is-an-EPD/
  • USGBC, 2017. Certificación LEED®. Recuperado en: https://www.usgbc.org/leed
  • USGBC, 2017. Prerrequisitos y Créditos de Materiales y Recursos. Recuperado en: https://www.usgbc.org/credits/new-construction/v4/material-%26-resources

Propiedad intelectual de Revitaliza Consultores®