EDGE Edificios Sustentables y El Sector Financiero.

 

Tengo que confesar que nunca he sido precursora de EDGE y que escribir de esta certificación viene después de varios años de observarla y ver sus efectos en el mercado. Me tocó estar en la presentación de EDGE en Filadelfia en 2013 cuando hicieron su alianza con el USGBC y el día de hoy estoy escuchando a Omid el co creador y representante de EDGE del IFC.

Hoy haciendo una reflexión sobre las diversas certificaciones puedo reconocer varias cosas que reconocen el valor de esta certificación para diferentes tipos de proyectos. Una de mis epifanías al volver a tomar un taller y analizarla de cerca con los expertos, es que cada tipo de certificación ambiental de la edificación, está enfocada en uno de los pilares de la sustentabilidad.

El idioma, sus herramientas y sus objetivos se acotan más fuertemente a un pilar en específico pilar y EDGE se acota muy bien al pilar financiero, busca ahorros, comprende los retornos de inversión y proporciona herramientas que simplifican la toma de decisiones. Lo más importante para mí, es que desmitifica una de las grandes barreras de la sustentabilidad, DEJA DEMOSTRADO QUE ES PARA TODOS y no solo para los proyectos con dinero. Estas son las cosas que me parecieron más importantes de la certificación:

 

SU LENGUAJE FINANCIERO

Edge habla de ahorros y dinero, siempre hay ventajas que los financieros pueden entender considerando que los mercados en economías emergentes no consideran a la sustentabilidad como algo primordial lo importante es demostrar los ahorros y beneficios financieros que demuestra su aplicación. Es muy fundamental hablar ese lenguaje, esto facilita la aprobación de créditos, pues entiende toda la tramitología que se requiere para aprobar créditos. Esto no significa que no se pueda hacer con otra certificación solo que con EDGE el camino está hecho Una de las experiencias que tuvimos en el proceso de construcción del Nuevo Aeropuerto de la México ahora cancelado fue exactamente cuando entraron los bonos verdes al juego. Antes lo sustentable era una cereza en el pastel. Al obtener los bonos verdes todo cambio. Ahora el dinero venía también de exigencias de sustentabilidad y todos los contratistas empezaron a tomárselo mucho más en serio. Así lo genial de EDGE es que al ligar el pilar financiero compromete a todos los interesados a desempeñarse sin poner pretextos cumpliendo las acciones propuestas por las estrategias de sustentabilidad.

 

EXIGENCIA VARIABLE SEGÚN UBICACIÓN.

La línea base es de acuerdo al lugar donde te encuentras, por ejemplo si estás en un ejido en Valle de Bravo o en la ciudad de México la línea base es completamente diferente y las exigencias son diferentes. Es decir cada edificio certificado en EDGE cuando dice que ahorra el 20% está hablando de líneas bases diferentes porque la línea es tan exigente como el promedio de lo que sucede en su localización. Esto facilita por ejemplo a la gente de Honduras o de África porque sus estándares son alcanzables y si demuestran el 20% de mejora entonces logran el financiamiento y la certificación. Un edificio EDGE no tiene las mismas exigencias en todo el mundo, solo en la localización donde se encuentra para poder cumplir con una adopción masiva del mercado y que más gente se acerque a la sustentabilidad y lo vea como un camino rentable.

SIMPLIFICA EL ALGORITMO DE EDGE

Simplifica muchísimo complicadas evaluaciones que normalmente se hacen por equipos super especializados, esto permite a proyectos pequeños o con pocos recursos poder hacer estimaciones cercanas sin tener que invertir en especialistas teniendo un resultado cercano a lo que necesitan y su potencial de ahorro. Proyectos con más capital y con personas que hagan estos cálculos para el proyecto se beneficiarán más con lo hecho especial para el proyecto ya que por las dimensiones o niveles de exigencia hacer cosas más especializadas siempre resulta en ahorros mucho más grandes que los que da un algoritmo general. Si tienes el capital y el apoyo o inteligencia técnica ve por LEED, WELL o Living Future Challenge, exigente más no tenemos mucho tiempo para revertir el cambio climático y este sigue siendo un estándar que no tiene grandes exigencias en cernimos de lograr la certificación Nosotros estábamos tratando de certificar una escuela en una zona rural en Perú con LEED, todo parecía ridículo en términos de exigencias, hasta cosas simples como tener banquetas alrededor del proyecto parecían imposibles, EDGE definitivamente era una mejor propuesta por lo que tienes que tener claro par que tipo de proyecto sirve cada certificación. También trabajamos con el IDB (Banco Interamericano de desarrollo) en el programa de Eco Renta, la diferencia de proyectos en México entre los proyectos en Monterrey y CDMX con los proyectos de la península de Yucatán, de Oaxaca o Chiapas eran abismales, era obvio que las exigencias no podían compararse. Mucha gente decía que LEED era como BMW y que EDGE era como Mitsubishi y eso no tiene nada que ver. He entendido que la herramienta en realidad simplifica lo que se tiene que hacer y eso ayuda mucho cuando los proyectos no tienen el presupuesto de contratar a tantos expertos y consultores, pero más que otra cosa es un tipo de mente diferente, un pilar distinto y una certificación que sigue sumando a mover el mercado hacia lo sostenible.

La herramienta de EDGE, es gratis y educativa, permite a los actores hacer evaluaciones rápidas. Yo hice un ejemplo de uno de nuestros proyectos LEED y salta un ROI de 2 años con respecto a los de mis compañeros de clase más alto, yo tenía más ahorros pero era más lenta la recuperación de la inversión. Primero pensé que solo era una lista de estrategias, que pondrías las que querías y verás cuánto ahorras, en realidad son estrategias cuantificadas, es decir que se evalúan con un algoritmos donde se evalúa desde una perspectiva financiera su impacto y desde el punto de vista de GHG (greenhouse gasses) Para energía y agua es una línea base local, es local para materiales es global las respuestas de cada cosa es rápida por eso es una buena herramienta para diseñadores. Por ejemplo ¿qué es más verde: el aislamiento de las paredes, el radio entre vidrio y ventana o el sombreado exterior? Uno se tiene que poner a pensar, y puede que no tenga la respuesta correcta, con la herramienta de EDGE esto se soluciona más rápido. Es una herramienta de diseño y de decisión, para proyectos de bajo presupuesto es fenomenal.

Edge requiere una perspectiva de ahorro y retorno en la inversión, no le interesa hacer esto como salvadores del mundo, su lenguaje es claramente financiero y de retorno en la inversión, los adicionales de educación y rapidez del algoritmo es una de sus genialidades además de que permite facilitar los créditos en algunos países. Es una herramienta de primera aproximación, quita el miedo de hacer sustentabilidad pues desmitifíca los miedos de que lo verde es más caro, demostrando que produce ahorros.

Los edificios que hacen LEED en México son sólo el 5% de lo que se construye; EDGE quiere abarcar el otro 95% y desmitificar que si se puede construir verde al menos en los mínimos niveles demostrando que hay un retorno en la inversión y que al menos se puede alcanzar ciertos ahorros que tienen sentido financiero. Sin embargo, hay que recordar que los estándares de EDGE son tomados de los promedios de consumo locales, los cuales en el mundo subdesarrollado son si quieres demostrar liderazgo hay muchas otras certificaciones que te pueden dar este reconocimiento y creo que por eso es nuestro conflicto con esta certificación. Consideramos que los mercados con la capacidad técnica y financiera pueden usar EDGE como herramienta pero no como una certificación y elegir certificaciones con estándares más altos como LEED, WELL o Living Future  #edgebuildings #CICS2019 @revitalizaconsultores #USGBC @IFC.

Escrito por Alicia Silva.